Imagen relacionada con la noticia
La cárcel de Peñarroya de Tastavins , situada junto al Ayuntamiento, data del s. XVI y forma parte de la ruta de cárceles Mezquín-Matarraña.
En su interior podemos apreciar la presencia de grafitis, argollas y tres calabozos: en el primero de ellos vivía el carcelero y en los otros dos los presos, que en función del delito cometido, estaban encarcelados en una estancia u otra
Esta cárcel es el único recurso patrimonial del municipio que apenas ha sufrido cambios a lo largo de la historia y está considerada como una de las más tétricas de toda la ruta antes mencionada, entre otras razones, por la falta de luminosidad en su interior.

 


Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar